¿Todo tiempo pasado fue mejor?

Estoy tranquila, scrolling en mi Facebook; cuando de repente ahí está:
Y no puedo evitar voltear mis ojos y juzgar a la persona que lo compartió; quien acompaña la foto con el comentario: “No se puede vivir la vida en un celular”. Y yo:
Y es que me molesta esa actitud condescendiente y adultista; en la que se demoniza a la tecnología como la causa de todos los males y problemas de la juventud: decidiendo ignorar las causas estructurales y las limitaciones que el sistema socio- económico impone a los mismos. ¿Por qué persiste esta idea de que todo tiempo pasado fue mejor?
El ensayo “Usos de las TIC, Relaciones sociales y cambios en la socialización de las y los jóvenes” de Francisco Bernete; tiene una aproximación completamente diferente a la mayoría de los documentos que he leído sobre el tema. Esta entrada la escribo con propósitos académicos, para el Diplomado de Comunicación Digital Estratégica que estoy llevando en la UCA; asignado por el profesor José Kont.
1. ¿Por qué a los usuarios de Redes Sociales e Internet les gusta tanto hacer contactos, saludarles y recibir respuesta en estos sitios?   
Por qué las redes sociales son una extensión de los círculos sociales presenciales. La lectura explica que las generaciones más jóvenes ven sus interacciones sociales presenciales limitadas por reglas familiares y encuentran en las redes sociales espacios no completamente supervisados para interactuar entre pares.

Se habla mucho de una generación de “narcisos”, para quienes lo más importante es la apariencia y la manera en la que serán percibidos en las redes sociales, cuantos likes generarán sus fotos y otras tantas observaciones. En lo que fallan es en reconocer el contexto de medios de comunicación “tradicionales” que sólo visibilizan a personas y personajes que cumplen con las características ideales impuestas  socialmente.

Las TIC funcionan como medios para socializar constantemente; basados en la creación de contenidos e intercambios de información, determinados idealisticamente por la persona que las utiliza y con la puntual ayuda de los logaritmos que interpretan nuestros datos para “ofrecernos” una experiencia personalizada.

2. ¿La ayuda de catedráticos sigue siendo importante en entornos de utilización de Redes Sociales e Internet?  
El documento destaca que, en un contexto de transformación tecnológica y constante flujo de la información, el rol del profesor/ catedrático debe evolucionar y pasar de ser emisores de conocimiento a ser facilitadores del proceso de asimilación y comprensión de lxs estudiantxs.
La experiencia de Dinamarca y de los países nórdicos en general es de adaptación de los modelos educativos en relación con las nuevas tendencias y demandas globales; mientras en los países del sur del mundo los Estados continúan marcando sus políticas educativas en base a modelos económicos industriales que ya no están vigentes, con prácticas más relacionada a ejercicios de memoria y no de reflexión y creación individual.
Es el reto de las instituciones educativas y de los profesores/catedráticos la capacitación y actualización constante; además de adoptar una posición flexible y adaptable, que le permita potencializar el desarrollo intelectual y de habilidades técnicas de los estudiantxs.
3.  ¿Son los individuos que tienen conciencia del cambio que ha implicado Internet y las Redes Sociales y a que se debe este fenómeno?  
Mucho se menciona el concepto de “nativos digitales” o “millenials” para categorizar al grupo etáreo para el que tecnología ha sido parte constante de su vida diaria desde que tiene conciencia. Somos nosotrxs, quienes hemos descubierto las virtudes de la tecnología a finales de la adolescencia y en entornos universitarios o laborales; quienes hablamos y enunciamos a las “nuevas tecnologías” como un punto y aparte histórico.
“Cada generación y cada grupo social “naturaliza” las tecnologías que tiene a su alcance” nos dice el autor. Somos nosotrxs quienes recordamos al bebé aterrador que bailaba como protector de pantalla en Windows, quienes tuvimos que migrar nuestras películas favoritas de VHS a DVD, quienes grababamos de las radios las canciones en cassette para luego quemar CDS y ahora escuchar en streaming; somos nosotrxs quienes tenemos presente en nuestro imaginario colectivo los cambios tecnológicos de los últimos veinte años. Porque los hemos vivido; contrario a la experiencia de adolescentes, niños y niñas, para quienes el cambio está por venir.
4.  ¿Cuales son las razones de que los intercambios comunicativos a través de pantallas tienen un efecto amplificador (no inhibidor) de la comunicación cara a cara?  
Bernete explica que los intercambios comunicativos se amplifican en dos sentidos: por un lado porque la interacción digital nos permite comunicaciones constantes: sin la limitación del tiempo o la ubicación geográfica. Y por otro lado, la permanencia y disponibilidad pública de todo lo que hacemos en Internet.
La comunicación constante, nos aleja de situaciones de soledad y aislamiento, además de facilitar la creación de círculos y semicírculos de interacción basados en interés comunes, experiencias compartidas o situaciones temporales (como este Diplomado, por ejemplo).
5.  Las relaciones personales ¿se mantienen, se refuerzan, se alimentan con los usos actuales de Internet y la telefonía celular? ¿o pierden autenticidad, densidad, quedan reducidas a contactos que se contabilizan?
El investigador reconoce que la fragmentación de la vida social en grupos y subgrupos de manera masiva puede diluir un poco el objetivo inicial de formar parte de una comunidad a partir de la individualidad; pero estas dinámicas también están presentes en las interacciones presenciales. No se puede decir de manera conclusiva y final que las relaciones que se construyen en las redes sociales son más “light” que las se construyen en la secundaria; cuando podemos contra argumentar que los grupos de amistades de secundaria se basan en la necesidad que nace de jornadas diarias de trabajo colectivo, mientras las amistades en las redes sociales se basan en puntos en común.

Ciertamente, las redes sociales han probado ser un espacio para el reencuentro con personas que han salido de nuestras interacciones diarias como familiares que se han mudado a otro país o amistades que han cambiado de centro de estudios. Pero, ¿en qué grado estas personas se integran a nuestra realidad social presente.

A manera de conclusión, puedo decir que esta lectura reforzó muchas de las ideas sobre la relación jóvenes – redes sociales que he venido defendiendo y promoviendo desde hace un par de años: que tenemos que aceptar los cambios sociales derivados del progreso tecnológico y dejar a un lado la idea de que la juventud no debería tener acceso a la tecnología, porque la misma está evitando su desarrollo social pleno. Pero sobre todo, que para tener una conversación sobre este tema de manera integral, el tema de la seguridad digital no puede seguir siendo ignorado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s