Feminismo y tecnología

*Escribí esta corta entrada inspirada en la entrevista que Sara Avilés me realizó para su programa TecnoTool Radio, que se transmite todos los miércoles a las 4:00 PM en Radio Universidad. También será publicada en el blog de TecnoTool.*

“Es que las feministas son unas metiches, en todo se quieren meter”. Sí tuviera un peso por cada vez que lo he escuchado… Bueno, no sería rica; pero se hacen una idea de la expresión. El punto es que la gente que me dice eso, TIENE RAZÓN. Sí, somos unas metiches. Porque el feminismo es una forma de vida y una categoría de análisis integral; que parte del reconocimiento del patriarcado como un sistema político, económico y social, en el que las mujeres históricamente ha sido relegadas a un segundo plano. Las famosas gafas violetas, nos permiten ver y analizar diversas realidades; y desgraciadamente en la mayoría las mujeres siguen enfrentándose con limitaciones estructurales para disfrutar plenamente de sus derechos y para lograr su desarrollo personal y profesional.

Las mujeres somos más del 50% de la población mundial; pero de cada tres personas sin acceso a Internet a nivel mundial, dos son mujeres. Sabemos que las redes sociales no es Internet (tema para otro post), pero es un indicador que en Centro América sólo cuatro de cada diez personas con perfiles en las redes sociales son mujeres. Es un hecho que existe una brecha de acceso a Internet significativa entre hombres y mujeres.
También sabemos que la tecnología, contrario a los planteamientos ciberfeministas originales, no es neutra. Las precursoras del ciberfeminismo imaginaban a la Internet como un espacio en el que las identidades virtuales no se construirían a partir de los roles de género: y las mujeres podrían “ser libres”. Pero la realidad es que la tecnología es lo que son las personas que la utilizan: sí una persona es machista, homofóbica, gordofóbica, etc. en la vida “real”; también lo será en Internet.
Y mucha gente dice que las tecnologías promueven este tipo de discursos de odio; que la tecnología está desvirtuando a la sociedad. Y no se puede negar que la Internet y todo el desarrollo tecnológico ligado a la misma han venido a cambiar, en muy corto tiempo, nuestras formas de comunicarnos y obtener información; y que en las mismas proliferan expresiones de odio, individuales o colectivas, dirigidas a personas o grupos sociales que han estado históricamente ubicados en los margenes sociales, como las mujeres. Piensan en la tecnología como un mal que debe ser erradicado.

Las ciberfeministas no pensamos eso.

Somos la intersección entre feminismo, activismo y tecnología. No creemos en las estrategias de restricción. La violencia, el machismo, todo eso ya existía y es lo que tenemos que combatir. Combatir las expresiones de violencia contra las mujeres utilizando la misma tecnología, interviniendo los espacios, apropiándonos de la Red. Mientras más información y habilidades tecnológicas tengamos, mejor: las competencias digitales no sólo garantizan mejores salarios, sino que nos permiten desarrollar estrategias propias para asegurar nuestros datos y lidiar con la violencia.

En Nicaragua muchas mujeres estamos trabajando para construir una sociedad más equitativa a través de la Internet. Escribimos, diseñamos, damos talleres, creamos aplicaciones, administramos páginas de Facebook, tomamos fotos, hacemos vídeos… Ahí vamos, de poquito en poquito… Existimos y nos estamos enredando, colaborando la una con la otra para hacernos visibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s