Tengo un femhack atascado en la garganta

Tengo un femhack atascado en la garganta: y para poder sacármelo tengo que hablar de lo bueno, lo malo y lo ¯\_()_/¯.

Lo bueno:

  •  Las expositoras/facilitadoras. Todas mujeres que admiro, que se han involucrado con la tecnología desde diferentes perspectivas: comunicadoras, fotógrafas, blogueras, programadoras, activistas, artivistas.
  •  La respuesta a la convocatoria. Desde que publicamos la convocatoria para expositoras y facilitadoras: empezamos a recibir correos de mujeres entusiasmadas con la idea. No teníamos un día para la actividad; pero ya estaban comprometiendo su tiempo con el femhack.
  • Quienes asistieron. No sólo por haber asistido, sino por haber prestado toda la atención posible a las expositoras, por haber expresado sus opiniones y hacer preguntas. Por quedarse, a pesar de que no éramos muchxs. Muchas caras nuevas, lo que emociona; pero también caras que nos han acompañado desde las primeras actividades de EnRedadas y a quienes agradezco con todo mi ser.
  • El apoyo del Departamento de Comunicación de la UCA. En específico del profesor Norori y Karla Lara: quienes no sólo nos facilitaron los espacios y la logística del auditorio/laboratorio; sino que también nos acompañaron presencialmente.
  •  El trabajo en equipo de EnRedadas. No me canso de hecharnos flores, a la MM y a mí, porque a pesar de todas las dificultades: la falta de dinero, falta de tiempo, presiones laborales, situaciones personales; seguimos sacando adelante este proyecto, sólo porque estamos comprometidas.

Lo malo:
  • El incidente. Toma de palabra, expertismo y apropiación del lugar. Justo luego de mi intervención, un asistente (una parte de mi quiere pensar que lo hizo de manera inconsciente; pero estoy casi segura que sabía y tenía la total intención de hacer lo que hizo) me ninguneo, básicamente. Primero cuestionó mi preparación académica y luego pasó varios minutos enumerando los por que mi exposición no estaba bien.  Y se levantó de su silla, y se ubicó en el pasillo central. Terrible estar en la posición de tener que interrumpirlo y comunicarle que era momento de continuar con la actividad.
  •  Las ausencias.

Lo que no puedo decidir sí es bueno o es malo:

·       Tomamos la decisión política de llamarlo Hackatón Feminista. Y lo que percibo de los comentarios posteriores es que muchas mujeres no asistieron porque no se identifican como feministas o tienen un concepto negativo de las feministas; y luego, resulta que algunas feministas tampoco se sintieron convocadas, porque pensaron que uno de los requerimientos era ser expertas en tecnología. ¯\_()_/¯
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s